Ama de forma sostenible en este día de San Valentín

El año pasado se gastaron más de 20.000 millones de libras esterlinas en todo el mundo para compartir el amor el día de San Valentín, más de la mitad en forma de flores, joyas, dulces y tarjetas.

Valentines day cards - web.jpg

Cuando queremos agasajar a esa persona especial no es fácil tener en cuenta la sostenibilidad al hacer nuestra compra. Así que DS Smith ha recopilado cinco sugerencias de reciclaje para el día de San Valentín que te ayudarán a mimar a tus seres queridos sin deteriorar el planeta.

Elige unas vacaciones en casa

Se prevé que el gasto en escapadas románticas tendrá un crecimiento interanual de 267 millones GBP, con un aumento muy acusado en hoteles: los datos revelan que el gasto total creció un 74% entre 2016 y 2018.

A veces, el mejor lugar para pasar las vacaciones es el propio hogar. No hace falta desplazarse en avión por el mundo para experimentar esa sensación de vacaciones, y algunos de los destinos más codiciados del mundo están a la vuelta de la esquina: no solo ahorrarás dinero, sino también kilómetros.

Deja florecer el amor

Las rosas rojas han sido una tradición de San Valentín desde el siglo XVII y su popularidad sigue aumentando todos los años. En 2018, solo Mastercard registró un aumento del 59% en el gasto en rosas en comparación con 2016, y más del 90% de las rosas son de importación, lo que supone un incremento considerable de los aviones de carga por Europa y América.

Para contribuir a reducir los desplazamientos, prueba con flores cultivadas de temporada y de proximidad. Si prefieres algo que dure varios años en lugar de unos días, cómprale a tu ser querido una planta de interior o de exterior.

Plant in hands - web.jpg

Lleva el corazón en la manga

La moda rápida tiene un impacto enorme sobre el medio ambiente. Reino Unido es el epicentro en Europa, donde se calcula que cada persona acumula cada año 26,7 kg de ropa en comparación con la media de 15,6 kg.

Para contribuir a contrarrestar un despilfarro innecesario en ropa, dona tus prendas a una asociación benéfica para que se les dé un buen uso o véndelas de segunda mano a cambio de algo que sepas que apreciará tu pareja.

Reflexión sobre la comida

Según la Comisión Europea, cada año se generan unos 88 millones de toneladas de residuos alimentarios, de manera que, tanto si estás pensando en una cena romántica a la luz de las velas como en un ambiente discreto quedándote en casa, intenta evitar que se tire comida.

Las sobras de alimentos son un contaminante especialmente problemático en los procesos de reciclaje de papel, así que aprovecha los sistemas de recogida selectiva si es tu caso y asegúrate de que no queden restos en el plástico, cristal, cartón o papel.

En 2017, DS Smith colaboró con Tesco para encontrar una solución eficaz de gestionar el desperdicio alimentario de las tiendas, lo que redujo a su vez el volumen general de residuos en un 40%.

Eating spaghetti - web.jpg

Di “Te quiero” con tarjetas sostenibles

Cada año se envían en Reino Unido unos 25 millones de tarjetas de San Valentín, lo que equivale a más de 8.000 árboles. Expresa tu amor a tu pareja, y al planeta, buscando tarjetas sin purpurina que lleven la certificación de la cadena de custodia y los símbolos de reciclaje, o incluso mejor, envía una tarjeta electrónica.

La purpurina es un contaminante en el proceso de reciclado del papel y puede impedir la transformación del cartón y el papel en material nuevo.

Aunque la purpurina es fantástica para llamar la atención, sus partículas, que suelen fabricarse con plástico o laminados, son tan pequeñas que nos dan problemas si se reciben grandes cantidades en el papel recuperado que utilizamos para reciclar, que es lo más probable después de Navidad o del día de San Valentín — Jonathan Scott, Director de Operaciones de la División de Recycling, declara

Las empresas de embalajes, los comerciantes, los consumidores y la industria del reciclaje pueden trabajar juntos para asegurar que estas celebraciones de temporada sean lo más sostenibles posible.

A través de nuestro modelo de ciclo cerrado 'de caja a caja en 14 días', DS Smith puede asegurar que las tarjetas de felicitación y los embalajes estén de vuelta en los estantes del supermercado en forma de cajas de cartón en menos de 14 días.

Así pues, si los consumidores eligen tarjetas y embalajes reciclables, podemos trabajar juntos para aliviar la presión sobre los limitados recursos de nuestro planeta