La importancia del packaging en la logística verde

La logística verde es un enfoque estratégico que busca reducir el impacto ambiental de cada una de las actividades de la cadena de suministro, desde el abastecimiento o la producción, hasta la distribución y el transporte. Es una transformación integral de toda la estrategia, estructura y procesos de las empresas, con el objetivo de crear redes logísticas ambientalmente responsables y que hagan un uso eficaz de los recursos.

Un almacén más responsable ambientalmente

El almacenamiento sostenible consiste en contar con una infraestructura que sea capaz de mover la mercancía de manera más rápida y eficaz que con procedimientos de logística convencional. Con ello se consigue una reducción de la contaminación producida por dicha actividad, así como un ahorro en costes.

En el almacén, además de la maquinaria y las fuentes de energía utilizadas, es fundamental analizar y optimizar la política de embalaje y preparación de pedidos. En este sentido, el diseño y aprovechamiento del embalaje es un punto crítico para conseguir una logística verde. Se deben utilizar diseños de packaging que aprovechen el espacio al máximo, tanto en el almacenamiento como durante el transporte. Además, el uso de materiales reciclables o reutilizables ayuda a una logística más sostenible dentro de la empresa. Aquí puedes conocer nuestros embalajes reciclables y nuestro packaging reutilizable, todos ellos 100% a medida y personalizables, atendiendo a las características de las mercancías a contener.

Un transporte más sostenible

El transporte es otra actividad clave que debemos tener en cuenta para ser más responsables con el medio ambiente. Desde vehículos o medios de transporte que reduzcan las emisiones de CO2 hasta el máximo aprovechamiento del espacio en cada viaje, son muchos los aspectos que se pueden mejorar.

Poniendo el foco en los embalajes utilizados para el transporte de las mercancías, hay que prestar especial atención a su diseño, ya que es vital para que el producto vaya protegido a la vez que se minimiza el uso de espacio y se optimiza para evitar los espacios vacíos.

Es importante cultivar una relación más eco-responsable con proveedores y clientes, ya que, en muchas ocasiones, las mercancías se embalan en embalajes más grandes de lo necesario y se rellenan con plástico de burbujas o embalajes sueltos que van siendo retirados a lo largo de la cadena logística según es necesario. Este embalaje secundario no óptimo conduce a cargas no óptimas. Como resultado, las empresas y los consumidores soportan costes adicionales en el sistema de transporte y logística, además de generar una mayor huella ambiental debido al transporte ineficiente.

Son muchos los que se centran sólo en el viaje de ida. Sin embargo, el regreso de algunos transportes también puede ser mejorado, por ejemplo, optando por embalajes plegables en vacío en caso de ser reutilizables. En caso contrario, la mejor opción es utilizar embalajes 100% reciclables, con el objetivo de reducir los residuos procedentes de esta actividad logística.

foto1.jpgUn packaging más circular

Evitar el exceso de embalaje y el packaging poco sostenible es imprescindible para una logística verde. En este contexto, es importante reducir los materiales de relleno, con su consiguiente reducción de residuos y costes, así como evitar utilizar varios embalajes para un producto. Además, es fundamental optar por materiales sostenibles, como el cartón; una opción reciclable y circular.

También se pueden utilizar embalajes reutilizables, ya que favorecen el desarrollo de la economía circular, optimizando el uso de los recursos disponibles y reduciendo el volumen de residuos que se generan.

foto2.jpgEn DS Smith Tecnicarton queremos ayudarte a apostar por esta nueva concepción de la actividad empresarial más respetuosa con el medio ambiente. ¿Comenzamos a optimizar tu packaging?