Uno de cada tres comerciantes del mundo admite que los productos se envían en paquetes con el doble del tamaño necesario

Un informe de DS Smith revela la cantidad de espacio vacío que se transporta por el mundo debido a la falta de optimización en el embalaje.

Más de una tercera parte (el 34 %) de los directores de empresas de comercio minorista del mundo reconocen que sus envíos duplican al menos el tamaño del producto real que hay en el interior, tal como ha revelado un estudio global realizado por la empresa del sector del embalaje DS Smith.

El informe, titulado La economía del espacio vacío refleja que el impacto medioambiental estimado generado al enviar espacio vacío es significativo, con al menos 122 millones de toneladas de CO2 emitidas innecesariamente al año o, lo que es lo mismo, el equivalente a las emisiones anuales de CO2 de Bélgica, Pakistán o Argentina.

A pesar del potencial para disminuir significativamente los gastos de envío y las emisiones de CO2, reducir el espacio vacío en los embalajes no constituye una prioridad destacada para los altos directivos. Solo el 36 % habían realizado una auditoría del espacio vacío en el embalaje de sus productos, y solo uno de cada tres (34 %) habían tomado en consideración cambiar a una solución de embalaje más optimizada.

Alessandro Fulvi, director de marketing de DS Smith Packaging, afirmó: 

alessandrofulvi.jpg
La eliminación de lo que efectivamente no es sino «espacio vacío» se traduciría en un ahorro de miles de millones de euros en gastos de envío, algo que actualmente repercute sobre el consumidor.

«Los compradores del comercio electrónico se están haciendo cada vez más maduros, y ya no se conforman con que se les entreguen las mercancías a tiempo y sin daños. El exceso de embalaje y el espacio vacío dentro de la caja que se recibe suponen una frustración para el consumidor y dan lugar a una experiencia de marca negativa».

«Como ocurre con todo lo relacionado con la cadena de suministro, la clave es abordar el problema desde una perspectiva integral. Se debe dedicar una mayor atención a optimizar el embalaje de los productos en la fuente de fabricación y, a continuación, al nivel de los centros de preparación de pedidos. Las empresas pueden utilizar innovaciones recientes, como "Made2Fit" de DS Smith, un sistema de embalaje automatizado que elimina el espacio vacío y reduce significativamente el movimiento que puede provocar daños en los productos».

El informe completo está disponible para su descarga en: