injection-moulded-products
Beverage crate life cycle.jpg

Circular por Diseño

El ciclo de vida de una caja de bebidas se ha diseñado deliberadamente para ser circular.

Comenzando su vida como un concepto de diseño a medida, sus características hacen que sean duraderas para proteger el producto; fáciles de manejar; apilables para garantizar la logística más eficiente, y se fabrican con la cantidad justa de material. 

Unas existencias de alta calidad y fiables de polietileno (HDPE), polipropileno (PP) rectificado y, cada vez con menos frecuencia, materias primas vírgenes, se deben adquirir en la División de plásticos de DS Smith, este material proviene principalmente del segmento de negocio de Moldeo por inyección, del cliente o de otras organizaciones de terceros. Como están fabricados de un solo material, con HDPE o PP, las cajas están diseñadas para reciclarse.

El molde a medida se inyecta con plástico calentado y se aplican etiquetas nuevas. Para mejorar aún más sus propiedades reciclables, se ha desarrollado una técnica para producir etiquetas In-Mould (IML) monocapa del mismo material que la caja, para que las etiquetas hechas de HDPE o PP también se puedan reciclar, haciendo que las cajas sean 100% reciclables.

Las cajas se envían al cliente y sus propiedades apilables permiten que se pueda utilizar el espacio del vehículo de la manera más eficiente.